La fisioterapia es la aplicación de cualquier agente físico con una finalidad terapéutica, recuperadora o regeneradora. En nuestro centro, disponemos de fisioterapeutas altamente cualificados para el diagnóstico, tratamiento y seguimiento personalizado para llegar a la recuperación integral de nuestros pacientes.


Masaje

Es una de las mejores formas de ayudar al músculo y otras estructuras como ligamentos, tendones, fascias, cápsulas articulares… a recuperarse más rápido después de esfuerzos intensos y/o prolongados.
Tiene un efecto de drenaje y disminución del tono muscular.


Estiramientos

Consiste en la elongación de diferentes músculos y fascias, que, tras ser sometidos a intensos trabajos, se encuentran "acortados". Con ellos se pretende dejar al músuculo en una situación más relajada, con posibilidad de amplitud de movimiento y mejorar su vascularización.


Termo-crioterapia

Es la aplicación de calor o frío respectivamente. El calor disminuye el tono muscular y aumenta el riego sanguíneo de la zona, y el frío enlentece la inflamación y la transmisión de los estímulos dolorosos.

Osteopatía

Son técnicas de movilización pasiva de baja amplitud y alta velocidad, dirigidas a articulaciones con movilidad reducida. Actuan de dos maneras: De forma mecánica, separa las superficies articulares, y de forma refleja, provoca la inhibicación de la contractura de los músculos que participan en la fijación de la articulación.


Movilización neuromeníngea

Es un conjunto de técnicas que involucran la valoración y tratamiento de alteraciones dolorosas, disesteias y trastornos motores del sistema nervioso periférico y meninges, por medio de la estimulación mecánica del tejido neural (movilización pasiva, deslizamiento y estiramiento de los nervios) y de las estructuras que lo rodean, con la finalidad de inducir respuestas mecánicas y fisiológicas sobre el tejido neural, liberándolo de atrapamientos y disfunciones, aliviando así, el dolor neuropático, que además puede producir debilidad muscular, reflejos disminuidos, alteraciones de la sensibilidad y falta de irrigación en los capilares.


Punción seca

Consiste en una técnica que utiliza agujas de acupuntura (estériles y desechables) para desactivar los puntos gatillo miofasciales, inhibiendo así los síntomas que ese punto está generando a ese nivel o a distancia. Muy eficaz en tendinitis y espamos musculares reduciendo el dolor y devolviendo la movilidad al músculo.


Vendaje neuromuscular y kinesiotaping

Vendas adhesivas que cuenta con una textura y una elasticidad muy parecida a la piel por lo que se adaptan a la prácita de cualquier deporte o actividad. Reducen la inflamación, mejoran la circulación y la contracción del músculo lesionado por lo que hace está técnica un complemento perfecto para tratar patología deportiva en general o lesiones articulares provocadas por sobreuso o malas posturas.


Técnicas Miofasciales

Son técnicas aplicadas sobre el tejido fascial. Una "disfución miofascial" puede producirse por diversos traumatismos. La disfunción miofascial no tratada correctamente y a tiempo lleva al paciente a un círculo vicioso de tensión y espasmo muscular; es decir, produce una disfunción orgánica y dolor. La Inducción Miofascial es un método de evalución y de tratamiento tridimensional de los movimientos y presiones sostenidas en todo el sistema fascial para asi eliminar sus restricciones y equilibrar la alterada función corporal.
Gracias a la inducción fascial el cuerpo responde ante cualquier lesión musculoesquelética (dolor de cabeza por una contractura cervical, dolor lumbar a causa de un esguince de tobillo mal curado) y sus somatizaciones (dolor de cabeza provocado por estrés, ansiedad puede producir bruxismo, y éste provoca a su vez dolor en la articulación temporomandibular...). En resumen, son técnicas aplicadas para conseguir un bienestar global.


Terapia craneosacral

Desde el cráneo se rige toda la funcionalidad del cuerpo. Las lesiones crónicas conllevan a adaptaciones posturales, con restricciones fasciales que hacen que cambien nuestra postura, produciendo lesiones a lo largo del tiempo (hernias discales, rectificaciones cervicales, degeneración meniscal...), sin saber claramente como se produjo.
Con un leve contacto un terapeuta entrenado puede percibir las pulsaciones del sistema Cráneo-Sacral trasmitido a todo el cuerpo a través del Sistema Fascial. El trabajo del fisioterapeuta consiste en ayudar al paciente a re-establecer el flujo normal de movimiento mediante la atenuación o desaparición de esas resistencias.


Drenaje linfático

Consiste en un masaje muy superficial que se realiza a través de maniobras suaves y delicadas que activan los ganglios linfáticos del cuerpo. Estos actúan como filtros o desagües de sustancias de desecho, moléculas de agua y de grasa que están en la linfa y a veces no eliminamos correctamente. Ahí es cuando nos hinchamos y empezamos a tener sensación de pesadez y piernas cansadas.
Mediante este masaje, se pretende estimular el sistema linfático, responsable de eliminar toxinas, mejorar la retención de líquidos y mantener en forma el sistema inmunitario. Ademas, mejora el tejido conjuntivo, la oxigenación de la piel, aumenta circulación superficial y te sentirás más ligera.

El Drenaje Linfático Manual se realiza para el tratamiento de:
  • Linfedema primario o secundario
  • Edema postraumático, premenstrual, obstétrico
  • Retención de líquidos
  • Tratamientos cicatriciales, prevención de varices, cesáreas, post cirugía vascular, cirugía plástica, maxilofacial...

Siguenos en

LovitalLovital